Equilibra cuerpo y mente a través de una práctica adecuada para principiantes o personas que deseen perfeccionar su práctica. Toma la respiración como vehículo para integrar acción y relajación. Las posturas se mantienen más tiempo que en otros estilos, esto facilita la búsqueda del alineamiento y reduce la dificultad habitual en la percepción del cuerpo. Recorre las zonas que acumulan más tensión y trabajo diario.

La clase termina con una relajación que hace más duradera la sensación de bienestar que conseguimos en cada sesión.

VER HORARIOS Y TARIFASVOLVER A YOGA Y PILATES