Diatermia por Radiofrecuencia.

radiofrecuencia-facial

El aparato médico empleado para este tratamiento genera un campo eléctrico que cambia el direccionamiento de las moléculas, lo que provoca un aumento de la temperatura en los tejidos desde el interior de las propias células, estimulando su regeneración mediante un incremento del riego sanguíneo.
Todo ello aporta innumerables mejoras en nuestra piel, entre las que destacan la hidratación, la mejora de la circulación, la revitalización y la reafirmación desde la primera sesión. Por ello, la diatermia por radiofrecuencia está indicada para tratar, entre otros aspectos, bolsas/ojeras, flacidez y arrugas, doble mentón, rictus nasogeniano, etc.

Este tratamiento produce una sensación muy agradable para el paciente y es totalmente indoloro.

Volver a arriba
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies ACEPTAR
Aviso de cookies