Acupuntura Médica.

Acupuntura-1024x430

¿En qué consiste la acupuntura?. Se trata de estimular con finas agujas de acero inoxidable ciertos puntos del cuerpo susceptibles de estimulación, «unos 700 puntos en el cuerpo»  descritos por la tradición china desde hace 2000 años.

¿Es dolorosa?.  Este es el temor que inspira a muchas personas. Debemos tener en cuenta que las agujas de acupuntura son extremadamente finas. No inyectamos ni pretendemos extraer sustancias por lo que no pueden compararse a las agujas utilizadas para extracción de sangre o inyección de medicamentos. Tienen el grosor de un cabello, son flexibles y deslizan perfectamente entre los tejidos sin dañarlos.

¿Qué sensación produce?. Una vez insertada la aguja se debe manipular para obtener una sensación que variará según la persona, desde hormigueo a una especie de calambre instantáneo que puede irradiar hacia otras zonas. Esto durará unos segundos y posteriormente el paciente no siente ningún dolor. La sesión dura entre 20 y 40 minutos dependiendo de lo que se desee tratar. Durante este tiempo el paciente permanece solo y tranquilo con una sensación de relajación progresiva.

¿Cómo funciona?.  El fin que persigue la estimulación de estos puntos es el equilibrado de la energía del cuerpo. Si la energía fluye apropiadamente hay salud, si se compromete de alguna manera, se da lugar a la enfermedad. El restablecimiento de una situación de equilibrio variará individualmente y con la afección. Se suele decir que los procesos crónicos llevan más tiempo mientras que los agudos pueden responder en pocas sesiones. La propia sensibilidad o reactividad de cada organismo también juega su parte.

¿Tiene efectos secundarios?. Una de las grandes ventajas de la acupuntura es la ausencia de efectos secundarios. Las agujas deben ser desechables para evitar riesgos. Los efectos secundarios son todos saludables. Muchas veces aparece una mejora en trastornos que aparentemente no estaban relacionados: una persona con jaquecas puede sorprenderse del alivio de un estreñimiento habitual que no había considerado relacionado, u otra con ansiedad puede ver como dejan de molestarse las menstruaciones, o viceversa. El efecto secundario más notable es una mejora de la calidad del sueño y la claridad mental.

¿Cuántas sesiones serán necesarias?. El número de sesiones no depende sólo del trastorno, y de si es agudo o crónico, sino que también varía según la persona, la edad y, sobre todo, la vitalidad de que disfruta que condiciona la reactividad al tratamiento. Unos necesitarán una sola visita, y otros, más. La mayor parte de las enfermedades crónicas suelen requerir de cinco a quince sesiones. El límite lo establece la curación o la estabilidad de la mejora. Los efectos de la acupuntura son acumulativos; cada tratamiento se erige sobre el anterior. Es un proceso. La acupuntura no hace más que estimular las capacidades de recuperación del propio cuerpo y, por lo tanto, unas personas responden más rápido que otras.

¿Con qué frecuencia?. En trastornos crónicos se suele requerir una visita por semana, mientras que en los agudos, especialmente si son muy dolorosos, más a menudo. El criterio es no permitir, en la medida de lo posible, que los síntomas vuelvan a aparecer con intensidad. A medida que se va mejorando, la frecuencia de las sesiones se va espaciando y, una vez restablecidas de la enfermedad, muchas personas aprecian una sesión mensual para mantener la salud.

¿Qué se puede tratar con acupuntura?. Son innumerables las aplicaciones de la acupuntura: stress, ansiedad, estreñimiento/colitis, dificultades digestivas,  dificultades del sueño, soporte para dietas de adelgazamiento y más. Todo protocolo comenzará con un reequilibrado básico para continuar abordando cada objetivo más específicamente.

Volver a arriba
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies ACEPTAR
Aviso de cookies